Blogia
Punto de fuga digital

Máscaras

 

Las máscaras de carnaval nos convierten en personajes anónimos no sólo ante los demás, también ante nosotros mismos. Nos cubren, protegen, nos hacen espontáneos y vitales, propensos a rituales prohibidos. No son exclusivas de algunas fechas, aunque si propicias. Pero  son efímeras, se diluyen como el maquillaje. Los enmascarados, aun sigan cruzándose cada mañana, se desconocen.

 

  Vivimos expropiándonos en este carnaval...

Fue en un carnaval
de sombras y artificios,
creo que ya estaban un poco borrachos,
como si necesitarán secar
unos cuantos charcos invernales.

Él vestía de antifaz y perilla postiza,
ella de hada o princesa de cuento y desmayo.
Inventaron sus historias
para creerse así mismos,
y a fe que lo lograron.
Incluso contra alguna columna habitaron los límites,
de la monta precisa, como mandan los cánones.

Seguían estando muy borrachos, cuando
los halló el amanecer en una de tantas calles,
repleta de botellas y serpentinas,
pero el miedo es fundado:
sólo lo insuficiente hereda el amor.

Prefirieron la memoria,
porque los cuentos no se inventan,
a los sumo, se relatan,
pues arte, sexo y miedo son ventrículos.
 


(Los versos destacados son de Luis Rosales)

 Las sombras del desván” Miguel L. Vidal

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres