Blogia
Punto de fuga digital

Pistola y corazón

 

Ningún otro término como el de “espectacular” encaja mejor con la escenografía del asesinato de Zaida Peña, cantante del grupo Los Culpables. Tras ser tiroteada en un motel al norte México, Zaida fue rematada por un sicario en la cama del hospital donde se trataba de salvar su vida. El género artístico de Zaida y Los Culpables era la “música grupera”. En el peor de los casos, la canción y el narcotráfico son “cosas incompartidas”. Sentadito en la escalera

No se trata de juicios morales o estéticos: simplemente es una realidad que no puede soslayarse. De la misma manera que el narcotráfico se ha involucrado en la política, en la economía, también lo ha hecho en el mundo del espectáculo, impulsando intérpretes o amenazándolos y extorsionándolos. De la realidad no podemos escaparnos. No sirve de nada disfrazarla. Razones

Hasta la UCI (Vídeo YouTube)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Miguel -

En el caso de Zaida si se siguen los enlaces también apuntan a un posible móvil de celos.

alma -

"Los Conde" es un grupo musical de éxito en México, con siete discos, sus pinitos en el cine y giras por Estado Unidos. Pero lo más importante de todo, después de la muerte violenta de su trompetista, es que su música de encuadra dentro del género los "narco corridos".

El cuerpo de José Luis Aquino apareció junto a un río, en el poblado de Chimiquitío en el estado sureño de Oaxaca. Tenía las manos y los píes atados y una bolsa de nylon en la cabeza. La justicia mexicana no descarta ninguna línea de investigación. Ni la sentimental, ni que se trate de un ajuste de cuentas. Su familia ya ha comentado que no tenían conocimiento de que el joven hubiese recibido amenazas de ningún tipo.
Este trompetista de 33 años es el quinto músico mexicano que aparece muerto en poco tiempo. Dos víctimas cantaban temas de amor. Sin embargo, las otras tres, entre las que están Aquino, Sergio Gómez -miembro de K-Paz de la Sierra- y Zayda Peña -de Zayda y los Culpables- asesinados en sólo una semana, pertenecían al género de los "narco corridos".
Ya no es un caso aislado, sino un problema que preocupa.
La industria discogárfica mexicana está temerosa y piensa ya en una posible crisis para un sector de enorme éxito que estaba rebasando fronteras y teniendo gran fama en Estados Unidos e incipientemente en España.
Hace años, la muerte de la cantante Selene en manos de una fans descontrolada conmocionó el mundo del espectáculo, ahora por otros motivos, el público pierde a sus ídolos pero gana la posibilitad de convertirlos en mitos para siempre, ya que no hay nada que haga leyenda mas a un artista que su trágica muerte.

Saludos.Muy bella canción.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres