Blogia
Punto de fuga digital

Pollack: siempre en el corazón.

Desde que en los años setenta vi "Danzad, danzad, malditos" nunca olvidé el nombre de Sydney Pollack, me impresionó la película, aún recuerdo el diálogo final que encuentro en la WEB referenciada.

—¿Por qué la has matado? —preguntó el policía que estaba sentado junto a mí.
—Ella me lo pidió.
—¿Lo has oído, Ben?
—Es un chico muy servicial —dijo Ben por encima de su espalda.
—¿Ese es el único motivo que tenías? —preguntó el policía.
— ¿Acaso no matan a los caballos? —respondí.

Posteriormente le fui poniendo cara, cuando vi sus apariciones como actor, la última en la temporada final de Los Soprano haciendo de médico presidiario que ayuda a un enfermo terminal de cáncer saltándose las normas, enfermedad que posiblemente ya conocia que sufría. Fue lo primero que recordé al conocer la noticia. Una de las secuencias la he encontrado en versión original.

 

Reportaje en El País.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres