Blogia
Punto de fuga digital

Orgía de crueldad

Las tradiciones están para respetarlas, pero también para repudiarlas sin más, máxime  cuando bajo término se incluyen  costumbres estúpidas  como esta  orgía de sangre y crueldad colectiva. Quien quiera justificarla comparándola con el sacrificio de los animales para la alimentación o con las corridas de toros es que tiene el cerebro necrosado.

Enfermizo es que haya en esta  sociedad quien condene con más virulencia el hedonismo, sobre todo si viene del sexo (que le pregunte a los señores de negro), que el salvajismo. Se opta por el dolor gratuito antes que enfrentarse a las propias miserias. Atrás quedaron la década  de los hippies, a los que no les gustaba, entre otras cosas, la guerra del Vietnam, pero como todo en la historia, sigue vivo cada vez que se recuerda y se hace presente.

A veces la política debe buscar más firmeza ante lo que nos deshumaniza.

  Paz, amor y libertad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres