Blogia
Punto de fuga digital

Extinción

Foto: Berenice Abbott.

 

Fueron tres balazos,
aunque solo se oyó uno,
hay quien dirá que lo arrolló un tranvía,
quien negará que hubiera nacido
porque la sangre desanda el camino entre la vida y la nada,
porque al final
cuando la memoria se extingue
con ella también la muerte.

Miguel L. Vidal

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Fernando -

El poema llega y sacude, Miguel.
Me alegro de haberlo leído.

Anónimo -

La bala que me hiera
será bala con alma.
El alma de esa bala
será como sería
la canción de una rosa
si las flores cantaran
o el olor de un topacio
si las piedras olieran,
o la piel de una música
si nos fuese posible
tocar a las canciones
desnudas con las manos.
Si me hiere el cerebro
me dirá: yo buscaba
sondear tu pensamiento.
Y si me hiere el pecho
me dirá: ¡Yo quería
decirte que te quiero!

La bala, Salomón de la Selva.1893-1958.Nicaragua.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres