Blogia
Punto de fuga digital

La quietud.

La quietud.


Después de la tempestad
viene la tempestad,

después de la lluvia,
más nubes,

detrás del vino,
la tierra, la parra, el frío de la noche.

Todo viene y va
en una quietud que no cesa.

Sólo si callas no viene nada:
tu arquitectura es la palabra.

Miguel L. Vidal

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Miguel -

Asi es, hoy sabemos que aquello que no se traduce en palabra o imagen no existe, aunque suceda.

Cosechadel66 -

Preciosos versos. Nunca pasa nada hasta que escribes lo que pasa.

Carpe Diem

Miguel -

Es un recurso sencillo, Fernando, necesitaba una imagen y se me ocurrió la idea.

Fernando -

¡Qué bueno, Miguel!
El poema y la idea de la imagen manuscrita.
Chapeau.

Anónimo -

No se por qué le tiene que entrar complejo, simplemente Neruda, tuvo mejor campaña promocional para sus versos que ustéd.
Los sentimientos son los mismos.

Miguel -

Si me ponen a Neruda, me entra complejo.
Parece que ser que estos "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" no los escribió para una mujer, sino que se inspiró en varias. Aunque, eso es lo de menos, lo importante se la "relectura" del lector.

Anónimo -

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.
.
Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.
.
Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
Déjame que me calle con el silencio tuyo.
.
Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.
.
Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres