Blogia
Punto de fuga digital

Compensaciones emocionales

Dicen que la venganza es un plato que se come frío, para evitar que de inmediato se vuelve contra quien la ejecuta.

Palabra fea pensándolo bien, representa todo lo contrario que justicia. Sin embargo, bajo ese término se esconden conductas que no sólo son tales, podríamos decir que entrarían más en la categoría de compensación emocional. Este es el caso de este fragmento del último capítulo, temporada segunda, de la serie MadMen, donde Sra. Draper, separada temporalmente del Sr. Draper, mantiene una relación con una frialdad sorprendente.

MadMen es una serie que marca época, tanto como Los Soprano, que nos resulta familiar porque además de reflejar el ambiente del Manhattan de los sesenta, podemos ver como surge el marketing y la publicidad  tal como ahora, o al menos hasta hora,  la entendemos.

(La escena consta de tres secuencias intercaladas con otras tres paralelas que he eliminado para ajustar la duración: Betty Draper entretiene el tiempo en un bar mientras los hijos hacen la visita a Don Draper en la habitación del hotel donde comen pizza).

De Mad Men a Mad Woman

Ser un MadMen

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Miguel -

De acuerdo, sólo satisfacen los buenos sentimientos, nunca los malos, es cuestión de elegir cuales motivan las conducta.

Cosechadel66 -

Todos hemos querido vengarnos en alguna ocasión, y desde luego parece que la compensación lo pueda merecer, pero creo que casi siempre es más ficticia que otra cosa. Hacer daño nunca evita o cura. En cuanto a la serie, es una de esas que tengo marcada para visitar cualquier día de estos.

Carpe Diem
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres