Blogia
Punto de fuga digital

Epitafio

Foto vía Quetzalteco

Apártense vacas, que la vida es corta.

« Aureliano Segundo sólo pensaba entonces en encontrar un oficio que el permitiera mantener una casa para Petra Cortés, y morirse con ella, sobre ella, debajo de ella, en una noche de desafuero febril.»

«Los viejos compañeros de parranda de Aureliano Segundo pusieron sobre su caja una corona que tenía una cinta morada con un letrero: Apártense vacas que la vida es corta. Fernanda se indignó tanto con la irreverencia que mandó tirar la corona a la basura. En el tumulto de última hora, los borrachitos tristes que los sacaron de la casa confundieron los ataúdes y los enterraron en tumbas equivocadas.»

"Cien años de soledad" Gabriel García Márquez

 

Aquellos amores dieron lugar a una febril reproducción del ganado, hasta el punto que Aureliano tenía que apartar las vacas del patio para entrar en la casa de Petra Cortes.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Fernando -

Incluso en la tumba me seguiré preguntando qué mistero es el que permite a una persona escribir un libro semejante.

Cosechadel66 -

Hay dos libros que salvaría de un incendio arriesgando mi vida, este y El Señor de los Anillos. Una Obra Maestra.

Carpe Diem
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres