Blogia
Punto de fuga digital

Cartas desde Iwo Jima: banderas de nuestros padres

 

 

Pocas veces, quizá ninguna, un director de cine ha hecho dos películas sobre un hecho histórico desde dos bandos distintos, como es el caso Clint Eastwod y además en el mismo año. Así nos los cuenta Wikipedia:

Cartas desde Iwo Jima está basada en el libro Picture letters from commander in chief que relata la historia del hecho a través de las cartas escritas por el comandante japonés de la isla (Ken Watanabe en la película), el teniente general Tadamichi Kuribayashi y que fueron enterradas por el soldado raso, Saigo.

Mientras que Banderas de nuestros padres reproducía el conflicto desde el lado americano, centrándose fundamentalmente en la historia de los soldados que fueron inmortalizados en una fotografía cuando alzaron la bandera de los Estados Unidos sobre la cima del monte Suribachi.

(Actualizo los dos vínculos de las películas a las web oficiales)

 

 

Son dos historias distintas. En una lo soldados que izaron la bandera son trasladados a EEUU en una campaña para recaudar fondos para la guerra, viven el drama de la solidaridad por los compañeros murieron y los que siguen en combate.

En el bando japonés nos enfrentamos ante el problema de la sinrazón de una guerra, de unos soldados que sólo añoran volver a casa y de sus dos comandantes abocados a una guerra con un enemigo que no sienten como tal, que en el pasado les regaló el arma que llevan en la cintura como símbolo de amistad.

La conquista de la isla proporcionó a las unidades de aviación estadounidenses la primera base dentro del sistema de defensa interior japonés, desde donde atacar el corazón de la industria del Japón mediante bombarderos escoltados por cazas: 20.000 japoneses y 6.000 americanos víctimas de la batalla.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

La Escapista -

Ciertamente es una aportación muy interesante. Estamos ya cansados de conocer la historia desde el punto de vista de los de siempre. Quizás, ésta sea la manera más "justa" de inmortalizar una guerra.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres