Blogia

Punto de fuga digital

El tango fue cosa de hombres

Tango en la calle Florida de Buenos Aires.

Me costó aceptar que un baile tan sensual surgiera entre hombres en  lugares de diversión de la zonas del puerto y barrios colidantes de Buenos Aires en la segunda mitad del S. XIX. Mal visto por la sociedad criolla, por lo que ahuyentaba a las mujeres. Los emigrantes dieron forma a este baile de una sensualidad desbordada que se fomentó como danza de seducción en los lupanares donde se ahogaban penas y soledades, no tomó  prestigio hasta que se exportó a París. Dónde mejor, que en la laica sociedad francesa, si tenemos en cuenta la prohibición de la Iglesia.

Detrás del lenguaje del  más "arrabalero" de los tangos,  se esconde un intensa meláncolía, tanta que entre tango y tango muchos recordamos al fado, otro género porteño.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

El palacio de los libros

La librería El Ateneo de Buenos Aires, ubicada en lo que fuera el cine-teatro Grand Splendid, fue elegida por el periódico británico The Guardian como la segunda librería más hermosa del mundo. En las plateas puede sentarse a leer y en el café que ocupa el escenario pasar un agradable rato. Todo un palacio para los amantes de los libros.

 

 



Cinco Horas sin Delibes.

 

Hace muchos años, cuando era dolescente, leí "Cinco horas con Mario" y aún en ocasiones me vienen a la memoria frases e imágenes que  evocan su lectura. Antes había disfrutado de  "Viejas historias de Castilla la Vieja", pero éste monólogo me arrebató por el sentido del humor, la ironía y la ternura.  Nada mejor para  despedirle con una sonrisa.

"Date cuenta, no es porque yo lo diga, Mario, pero mamá estaba en todo, lo que es la experiencia, que una a los diecisiete se cree que está de vuelta y todo eso la parecen chocheces y luego pasa lo que pasa, todas tropezamos, en la misma piedra, que no es que yo me queje, a ver si nos entendemos, pero cuando, la primera vez, te diste media vuelta y me dijiste buenas noches, me quedé fría, que nunca me hizo nadie un feo así, que yo no seré una Sofía Loren, lo reconozco, pero tampoco para un desprecio semejante. Paquito Álvarez, ya te lo digo desde aquí, nunca hubiera hecho eso conmigo, y no digamos Elíseo San Juan, o el mismo Evaristo sin ir más lejos, que será todo lo degenerado que tú quieras, que hasta dicen que tiene una maleta con plumas de gallina y pone espejos y cosas raras, pero precisamente por eso. Y no es que me cogiera de nuevas ni mucho menos, que siempre he oído decir que la noche esa es de campeonato, que no se disfruta, que es un trago, pero no sé de nadie, ni de uno, fíjate, que se diese media vuelta y buenas noches. Y no me vengas con que por respeto y que hay ocasiones en que hay que dominar al bruto, porque nos duela o no, animales somos, Mario, y, lo que es peor, animales de costumbres, que una mujer, por muy sanos principios que tenga, en una situación así, acepta antes una brutalidad que un desprecio, y a mí ya me conoces. Lo de la noche de bodas, Mario, te pongas como te pongas, es algo que no olvidaré por mil años que viva, vamos, hacerme eso a mí, que toda- vía el P. Fando que una delicadeza, ya me ha visto a mí el pelo, que buenos se están poniendo estos curitas jóvenes, que no dan importancia a nada, sólo a si los obreros ganan mucho o poco, que me apuesto la cabeza a que les parece peor que un patrono niegue una paga extraordinaria a que abrace a una mujer que no es la suya, que a esto hemos llegado, Mario..."

Golpea, sin miedo.

 

Vamos Tiger, golpea sin miedo. Es la mejor terapia.

Escalones poéticos

 

Esta fotografía la tomé la semana pasada en el barrio La Boca de Buenos Aires. Los versos por lo que veo en la red pertenecen a Roberto Cignoni, se puede acceder al libro a través de arteUna.

Vías muertas

Al contrario que los caminos que siempre están vivos, las vías mueren. Pocas cosas me producen tanta sensación desamparo como  las estaciones desiertas,  la maleza  recubriendo los raíles y cegando los túneles.

 

Fotos de Victorino García - De la  La Fregeneda a Barca d’Alva.

Galería de la UNDP sobre Haití.

Esta fotografía del palacio presidencial derruido pertenece a la galería United Nations Development Programme (UNDP) que también utiliza Flickr para dar a conocer su acción.

¿El bosque o la vida?

¿El bosque o la vida?

Hace tiempo en un reportaje se mencionaba la desaparición del bosque en Haití, la desertización de este país que sufre estos días la mayor catástrofe en lo que vamos de siglo, las perspectivas pueden ser más o menos halagüeñas en función  de la capacidad de  los poderes públicos en organizar la población y  la concurrencia de otras organizaciones civiles que recurren a la conciencia cívica para unir esfuerzos. Contra el dolor y el hambre hay que luchar con estrategia porque tienden a extenderse y multiplicarse. Tener una naturaleza viva y generosa es el mejor punto de partida para la reconstrucción.

La imagen que inserto corresponde a Brasil, publicada en 100 PLACES TO REMEMBER. Más de una vez he oído que el Amazonas es de la humanidad, y la humanidad debe aportar lo necesario para su mantenimiento, y así debe ser. Pero como ocurre con el regato de mi pueblo, si se seca los primeros y más perjudicados somos los del pueblo. Y el Amazonas no es exactamente un regato prescindible, el que acabe siendo un deforestado secarral por la especulación  debería ser  el primer interés propio de sus lugareños.

En el extremo de este pensamiento sostenible está Costa Rica. Quien no lo conoce no da crédito ver como en un parque natural (que no son pocos) no se puede encender un cigarrillo, el guarda llama la atención a dos turistas por utilizar el  repelente de mosquitos y se marca el paso de un hormiguero en el jardín del hotel. Cada insecto, cada pequeña planta es importante. Se ha creado una conciencia generalizada que su mayor riqueza es preservar lo que  la naturaleza les ha concedido en usufructo y custodia.

Milagros silentes.

Milagros silentes.

 Esta flor apareció misteriosamente hace unos seis o siete años sobre mi mesa del despacho en la oficina. Desde entonces de allí no la he movido, podría conocer todos mis gestos y conversaciones, ha soportado todas las inclemencias, incluida  la oscuridad de los fines de semana y los periodos vacacionales. La he examinado más una  de una vez,  lo acabo de hacer, es natural y sigue viva, fielmente viva al lado del teléfono.

Los milagros nadie los hace, sencillamente existen, y su virtud está en que no se nos desvele su naturaleza.

Objetos

Objetos

Pin Ups son la chicas de cartel, el glamour hecho calendario que ahora con fines más o menos "beneficos"  se hacen con buena dosis de humor por bomberos, policías municipales o jubiladas de no sé que club.

Nunca entenderé la casta compulsión de denostar esto de la "cosifiacción" como algo negativo. El libro es una estupenda  recopliación, regalo de una dama, predominan formas muy redondeadas, nada que ver con los parámetros de belleza  anoréxica.

Es posible que este tipo de creación este pensada en los hombres, pero quien dijo qué sólo es del gusto del "género" masculino.

Una buena colección on line.

Cuestión de detalle

 

El valor de una editorial está en que meta una obra en un catálogo y la distribuya. El prestigio del catálogo no siempre tiene que ver con la calidad o el interés literario. Vean esta muestra del libro de relatos breves.

Cuestión de detalle

Llevo quince años yendo al mismo peluquero; como profesional es un desastre pero, mientras perpetra su corte de pelo, el tipo se interesa por mi úlcera de estómago; eso le absuelve.

Llevo diez años con el mismo mecánico; como profesional es lamentable pero, mientras me cobra las bujías que no me ha cambiado, el hombre me regala un ambientador con aroma de lavanda; eso le indulta.

Mi mujer lleva ya tres meses con la misma aventura; como amante, según ella, el tipo es un fraude pero, cuando abandona nuestro dormitorio, olvida siempre sobre  la mesilla una cajetilla de Chesterfield; eso le salva.

Cuentos para lee en los semáforos. Aster Navas. ISBN-13: 978-692-3445-7

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Vuelven los lentos

Una marca de snack lanzó una campaña publicitaria en Argentina que ganó el premio EL SOL de ORO  basada en crear un movimiento que revindicara la vuelta al baile lento, la balada  frente al ritmo y la distancia.

 

Hoy no...

Hoy no sonríen los jugones, y tendrán un motivo menos para sonreír a partir de ahora. Nadie se  pareció a Andrés Montes, ni nadie  podrá imitar su peculiar personalidad como locutor deportivo, mezcló la erudición con su pasión por la música y el cine. El diccionario de  frases que empleaba en las retransmisiones de los partidos y los motes que puso a los jugadores de baloncesto quedará como el legado de un gran profesional.

Tu humor inteligente sigue entre los que te queríamos.

El País: Andrés Montes, el hombre que nos hizo maravillosa la vida.

Homenaje vídeos en Marca.

Moorea

 

El nombre de Moorea quiere decir ’lagarto dorado’. Una leyenda explica que un lagarto gigante partió con la cola las dos bahías al norte.  Wikipedia

 

Irish Corner

Irish Corner

 

En la mesa,
un hombre fuma y mira hacia la calle,
en frente, corner segundo izquierda
una mujer apura un vaso de cerveza.
Días, noches y días en los mismos asientos,
una fantasía litúrgica como la hiedra
entrelaza las "sílabas vacías",
diríase que en un charco de memoria
se hacen amantes ausentes.

Miguel L. Vidal

"silabas vacías", expresión acuñada por Carlos Sahagún en su poema Sílabas.

Mario Benedetti y la palabra

 

"Es tarde. Sin embargo yo daría
todos los juramentos y las lluvias,
las paredes con insultos y mimos,
las ventanas de invierno, el mar a veces,
por no tener tu corazón en mí,
tu corazón inevitable y doloroso
en mí que estoy enteramente solo
sobreviviéndote".

"Ausencia de Dios" Mario Bendetti

Han pasado sólo unos instantes desde que alguien te cerró los ojos

y de tu "pequeña muerte" empiezas a despertar,

no es posible que  permanezcas ausente en este simulacro de silencio,

no hay palabra que no te recuerde, que no te llame por tu nombre.

Miguel L. Vidal

Magdalenas

Imagen Wikipedia

Las magadalenas, no sé si por Galdós o Buñuel, o quizá ninguno de los dos, todo sea un error de la memoria, me recuerdan a meriendas de café con leche en casa de señoras aburridas con curas gordos los domingos a la tarde. Esa percepción ha cambiado, la vida tiene referencias que nos hacen sentir con sólo nombrar objetos o  lugares. No imaginaba que alguien me fuera a esperar en la boca del metro con unas magdalenas. Igual que el cariño, necesitan de masa, fuego lento y horno, después como todo lo mejor de la vida, de nada sirve si no se sabe compartirlo.

La quietud.

La quietud.


Después de la tempestad
viene la tempestad,

después de la lluvia,
más nubes,

detrás del vino,
la tierra, la parra, el frío de la noche.

Todo viene y va
en una quietud que no cesa.

Sólo si callas no viene nada:
tu arquitectura es la palabra.

Miguel L. Vidal

Son muy higiénicos.

Los condones, siempre fueron cosas de pobres, puteros y antiguos. Ahora preocupan hasta altas instancias religiosas, curiosamente  entonces ni los mencionaban.

En mis tiempos de primera juventud (la segunda nunca sabemos cuando se inicia, si es que llega), al final de los setenta, aún no gozaban de prestigio, otra cosa eran las pildoras anticonceptivas. Sacar la cajita de píldoras del bolso no sólo era bien visto, daba prestigio, incluso había coetaneas que esperaban el café de media mañana para tomarla en público, aunque tal despligue no fuera lo más común, su consumo daba un halo de prestigio.

Los condones  eran otras cosa, postergados de muchas farmacias se pedían en voz baja, eran para amores de dudosa reputación o de escasa altura de miras.

Pero lo bien hecho siempre triunfa, vean el vídeo, se podría hacer un concurso sobre los posibles usos.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Enamorarse de quien no se enamora.

Con un tono a medio camino entre la ternura y la preocupación, el escritor expone su visión de algunos de los traumas de una sociedad plagada de carencias educativas y culturales: "La otra revolución actual entre los jóvenes afganos es el cine porno. Lo ven a escondidas, en la televisión por satélite o en Internet. Eso les perturba mucho, imagínese, nunca han recibido una educación sexual. Mire, una vez cogí un taxi en Kabul y me pasó algo increíble. El joven taxista llevaba en el coche un cartelito que decía: ’El amor no es pecado’. Entonces quise hablar de eso con él y el diálogo fue así, más o menos:

- ¿Te has enamorado alguna vez?

-Sí, una vez, locamente.

-¿Te casaste con ella?

-No.

-Pero ¿por qué?

-Porque si ella se enamoró de mí, eso quería decir que se podía enamorar de cualquiera...

Atiq Rahimi (Kabul, 1962) ganó el pasado mes de noviembre el Premio Goncourt, el más prestigioso de la lengua francesa. La piedra de la paciencia, su novela galardonada, se publica ahora en español y en catalán.

Vía Babelia

Decía  Nietzsche que nada sucede que no haya sucedido, y creo que algo tiene que ver con la razón que esgrime el joven taxista para rechazar casarse con quien se enamora de él. La proclividad al enamoramiento, lejos de satisfacerse, se reproduciría con facilidad periódicamente. Además, dicen psicólogos y las investigaciones endocrinas, que el enamoramiento no supera los tres años; lo que sigue es apego.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres